transición y vigencia  

7. ¿Cuándo entró en vigencia el POT? ¿Por cuánto tiempo estará vigente?
El POT fue aprobado el 13 de octubre de 2008 por el Concejo Municipal y entró en vigencia el 7 de enero de 2009. La duración del POT es indefinida, pero se espera que tenga revisiones detalladas cada diez años, para así realizar los cambios requeridos por la dinámica urbana.

8. ¿Qué pasó con los proyectos que estaban en proceso de diseño al momento de entrar en vigencia el POT?
Se creó una ordenanza transitoria, la cual estableció que todos los proyectos que se encontraban en proceso de diseño podían certificarse hasta la entrada en vigencia del POT, para que así les aplicara la normativa anterior y no la del POT. Un proyecto certificado obtenía entonces seis meses para ingresar el expediente completo acorde a la normativa anterior.

9. ¿Qué pasa con las zonas declaradas como residenciales con anterioridad?
La protección de usos de suelo residenciales vigentes desde 2001 (y las correspondientes a las zonas de régimen especial) se mantuvieron en el POT, normando que un uso del suelo no residencial solamente pudiese ser aprobado mediante el procedimiento con opinión técnica de la Junta Directiva de Ordenamiento Territorial previa consulta a vecinos y resolución del Concejo Municipal. Adicionalmente, en aquellas zonas residenciales cuya limitación de alturas anterior era más restrictiva que las del POT, prevalecerán dichas alturas por sobre lo que al efecto norma el POT.

10. ¿Aplica el POT o la normativa anterior en caso se mantengan porciones de edificaciones existentes?
Al respecto, la regla determinada por el POT es bien sencilla: Aquellas porciones de edificaciones existentes que se mantengan deberán cumplir con la normativa que estuvo vigente en su momento; en el caso de las ampliaciones y cambios de uso, por su parte, sí deberán cumplir con lo contenido en el POT.

11. ¿Qué pasa si hay que corregir o actualizar el POT?
El POT contempla procedimientos específicos de cambios (para corregir errores o inconsistencias) o actualizaciones (para adecuar el mapa del POT a los cambios que se dan a lo largo del tiempo en los predios). Estos procedimientos establecen claramente quién puede solicitar el cambio, las condiciones que deben llenarse para que éstos no sean arbitrarios, quién los aprueba y la obligatoriedad de llevar un registro de las normas vigentes en cada momento. De esta forma el POT perdurará en el tiempo, perfeccionándose cada vez más.