aspectos técnicos  

12. ¿Son más restrictivas las normas del POT que las normas anteriores?
Sólo en algunos casos. Aquellas cuestiones de obra o uso del suelo que causan daños o minusvalías a los predios vecinos o a la ciudad en general son tratados con normas más restrictivas con un escrutinio mayor por parte de autoridades y vecinos; en cambio, en aquellos casos que por naturaleza no causan problemas —como la vivienda—, se agiliza la aprobación, generando así un sistema de incentivos y desincentivos para las construcciones y usos que se quieren y las que no.

13. ¿Qué son las zonas G?
El POT establece seis zonas generales o zonas G que caracterizan el territorio desde lo menos denso y rural (G0) hasta lo más denso y urbano (G5). Cada una de estas zonas G conllevan una serie de reglas y normativas de fraccionamiento, obra y uso del suelo que aplican a cada predio del Municipio acorde la zona G que le ha sido asignada.

14. ¿Qué es el mapa único del POT?
El mapa único contiene la asignación de zona G para cada uno de los más de 250,000 predios existentes en el Municipio de Guatemala. La asignación partió de dos principios básicos: Primero se asignaron, acorde a las pendientes del terreno, las zonas G0 y G1, correspondientes al Cinturón Ecológico Metropolitano. Luego se asignaron el resto de zonas G, iniciando con la G5 a lo largo de las arterias principales donde circulará Transmetro y siguiendo con las zonas G4, G3 y G2 conforme se amplía la distancia a la arteria principal.

15. ¿Quién decidió la asignación de zonas G?
Nadie directamente. El procedimiento se realizó electrónicamente a través de parámetros ingresados a una computadora (las pendientes y distancias de la pregunta anterior), por lo que la asignación de zona G a cada predio fue un proceso transparente y equitativo acorde a la ubicación territorial de cada uno de ellos.

16. ¿Pueden haber otras restricciones en el mapa aparte de las de las zonas G?
Sí. El mapa único del POT contiene además otras restricciones de normativas que aplican sólo a ciertos predios, entre las que se encuentran (a) las limitaciones de uso y altura provenientes de las zonas residenciales y de régimen especial existentes con anterioridad, (b) las limitaciones de altura por razones de ubicación respecto al aeropuerto, (c) las restricciones de zonas especiales que están destinadas predominantemente a un solo uso, como zonas universitarias, industriales, cementerios, parques, etc., y (d) las limitaciones propias de planes que los vecinos hayan realizado para su barrio o colonia.


17. ¿Qué son las tablas de parámetros normativos?
Cada zona general tiene asignada una tabla de parámetros normativos, donde en una sola hoja están contenidas todas aquellas normas o criterios técnicos de fraccionamiento, obra y uso del suelo que aplican para esa zona G (por ejemplo frente del predio, altura máxima, usos permitidos, etc.), así como los procedimientos que aplican dependiendo del proyecto de que se trate.

18. ¿Por qué el índice de edificabilidad es el parámetro más importante?
Dentro de los parámetros de las tablas destaca el índice de edificabilidad, que establece cuánto puede construirse en cada. Cada zona G tiene un índice de edificabilidad distinto, que va ascendiendo conforme aumenta la zona G. Para establecer la cantidad de metros cuadrados que es posible edificar en un lote, debe multiplicarse el índice de edificabilidad por la superficie del lote. Por ejemplo, para una zona G4, el índice de edificabilidad es 4.0, por lo que para un terreno de 1,000 m2 sería permisible construir una edificación de hasta 4,000 m2.

19. ¿Cómo se miden las alturas de edificaciones? ¿Qué se considera sótano?
Las alturas en el POT se miden a partir del nivel natural del terreno, por lo que la altura máxima que una edificación puede tener depende de la topografía existente en el predio, independientemente que el primer piso esté sobre el nivel del terreno o debajo de éste. En este sentido, es importante indicar que el POT considera sótano cualquier porción de la edificación que no sobresalga 1.20 metros por encima del nivel natural del terreno. Las superficies de sótanos no se tomarán para el cálculo del índice de edificabilidad (ver pregunta anterior).

20. ¿Qué pasa con los retiros y separaciones a colindancias?
El POT eliminó el retiro frontal, permitiendo la edificación en esta franja, que anteriormente era de cinco metros en la mayoría de casos. También se redujeron las restricciones de separaciones a colindancias que existían anteriormente, permitiendo edificar a lo largo del límite del predio hasta una altura determinada, lo que el POT denomina el bloque inferior, ahora bien, a partir del Bloque Superior, cada zona G tiene establecido la separación a colindancia que le aplica y existe la posibilidad de reducir dicha distancia siempre que tenga una resolución favorable de la Junta Directiva de Ordenamiento Territorial llevándose el Procedimiento JOT+ VEC. Con el POT se aplica una separación a colindancias uniforme hacia todas las colindancias y las vías públicas. Adicionalmente, a un predio le puede aplicar una alineación municipal (ver pregunta 44).

21. ¿Cambian los requisitos de estacionamiento con el POT?
Los requisitos de estacionamiento del POT están contenidos en el Reglamento de Dotación y Diseño de Estacionamientos en el Espacio No Vial para el Municipio de Guatemala que entró en vigencia el 2 de mayo de 2009. Los requerimientos de plazas de estacionamiento son análogos a los de la normativa anterior para los usos del suelo no residenciales, pero para los usos residenciales, los requerimientos se liberaron ostensiblemente, particularmente para viviendas pequeñas ubicadas cerca de Transmetro. Al reducir el costo de construcción (por no obligar a dejar plazas de parqueo) se desea atraer de nuevo al área central de la ciudad las viviendas de costo reducido que han tenido que migrar a más de 20 kilómetros de distancia.