participación ciudadana  

39. ¿Pueden los vecinos de un barrio o una colonia adecuar el POT a sus necesidades?
Sí. El POT específicamente genera la figura de los Planes Locales de Ordenamiento Territorial —PLOT—, a través de la cual los vecinos de un sector urbanizado pueden solicitar cambios y adiciones a las normativas del POT para adecuarlas mejor a las necesidades y a la dinámica urbana del vecindario. La elaboración de un PLOT es un ejercicio democrático de participación ciudadana, conceptualizado para llegar rápida y efectivamente a consensos entre los distintos actores urbanos dentro del sector a través del apoyo de la Dirección de Planificación Urbana de la Municipalidad. Entre los cambios que un PLOT permite se encuentran el cambio de las zonas generales originalmente asignadas por el mapa único del POT, la variación de ciertos parámetros normativos, y la implantación de condiciones de operación de usos de suelo problemáticos, por ejemplo a través de horarios de operación.

40. ¿Pueden haber zonas exclusivamente residenciales en el POT?
Efectivamente. En adición a las dos zonas exclusivamente residenciales ya existentes desde el año 2002, los propietarios de predios de sectores de al menos dos hectáreas de extensión podrán voluntariamente solicitar la restricción de otros usos del suelo para convertirse en un área exclusivamente residencial. La declaratoria se hará como parte de la formulación de un PLOT, y deberá contar con la anuencia de todos los propietarios dentro del sector a declararse como tal. Una vez aprobado el PLOT, se mostrará la nueva restricción en la versión actualizada del mapa del POT.

41. ¿En qué casos corresponde opinar a los vecinos sobre nuevos proyectos en su barrio?
Independientemente que haya o no un PLOT formulado para una delegación, los vecinos podrán opinar sobre aquellos parámetros normativos que más afectan a predios vecinos y a la calidad de vida en un barrio o colonia. Estos casos están identificados en las tablas de parámetros normativos bajo el procedimiento ‘JOT + VEC’, el cual indica la resolución por parte de la Junta Directiva de Ordenamiento Territorial previo a la opinión independiente de cada uno de los propietarios de predios colindantes y del Comité Único de Barrio del sector. Ejemplos de casos en los que corresponde la opinión de vecinos son alturas mayores o separaciones a colindancias menores a las establecidas por el POT y para la emisión de licencias de uso del suelo que contengan actividades condicionadas II y III.

42. ¿Existen reglas para la opinión de los vecinos sobre nuevos proyectos?
Sí. Para garantizar un procedimiento transparente y ágil, los vecinos directamente colindantes y el Comité Único de Barrio tendrán como máximo cinco días para emitir su opinión (en caso no lo hagan, la Municipalidad supondrá que están de acuerdo con el proyecto en cuestión). Adicionalmente, las opiniones sólo deberán versarse sobre el aspecto consultado, no deberán exigir contraprestaciones a cambio y deberán ser consistentes con opiniones anteriores para garantizar equidad y objetividad. De acuerdo con el artículo 154 de la Constitución, estas opiniones no son vinculantes, pero serán consideradas para la toma de decisión final por parte de la Junta Directiva de Ordenamiento Territorial.